¿Cómo evitar la publicidad no deseada?

Recibir publicidad no deseada, bien sea a través de llamadas telefónicas, correo comercial, email o SMS, es una de las principales quejas de miles de ciudadanos que se preguntan si es posible evitar de manera efectiva que se reciban este tipo de comunicaciones comerciales, muchas veces molestas, y que se repiten periódicamente.

Evitar publicidad no deseada

La Agencia Española de Protección de Datos es una entidad de carácter público, que se encarga de velar por los intereses de los ciudadanos en materia de protección de datos. Esta agencia nos ofrece una serie de consejos y pasos a seguir para evitar recibir publicidad no deseada.

Paso 1 - Inscripción en la Lista Robinson

La Lista Robinson es un listado gestionado por la Asociación Española de Economía Digital. Las empresas están obligadas a consultarlo antes de lanzar una campaña de publicidad destinada a usuarios que no hayan consentido expresamente el uso de sus datos para dicha empresa conforme exige la Ley de Protección de Datos.

Cualquier persona que lo desee puede apuntarse a esta lista para evitar recibir comunicaciones comerciales por parte de estas empresas. Es un trámite muy sencillo que se puede hacer desde la propia web oficial y además totalmente gratuito.
Hay que tener en cuenta eso sí dos cuestiones:

  • Estar incluido en la Lista Robinson funciona para que no te envíen publicidad empresas que no tengan tu consentimiento para el uso de tus datos. En los casos en que sí, deberás usar las vías que las propias empresas están obligadas a facilitar (email, correo ordinario etc.)
  • Pueden llegar a pasar hasta tres meses desde que te inscribas hasta que sea efectiva la inclusión en el listado, por lo que durante ese tiempo es posible que aún recibas alguna comunicación comercial.


Paso 2 – Usa las vías de oposición que ofrecen las propias empresas

Las empresas solo pueden utilizar tus datos para enviarte publicidad si previamente las has dado tu consentimiento expreso a través de una relación contractual previa. Además, esta publicidad debe estar relacionado con un producto o servicio similar al ya contratado.

Ten en cuenta que en el momento de contratar los servicios deben ofrecerte la opción de oponerte a recibir publicidad. Aunque lo hayas hecho, posteriormente puedes ejercer tu derecho a oponerte. Si se trata de SMS, email o Whatsapp en cada comunicación comercial debe constar la vía para hacerlo.

Ten en cuenta que ejercer el derecho de oposición debe ser siempre un método fácil y gratuito para el usuario.

Paso 3 – No des tu consentimiento

Muchas empresas obtienen nuestros datos a través de concursos, promociones, formularios de contacto e información… por lo que deberás estar muy pendiente cuando participes en uno o navegues por una Web para no ceder tus datos para el envío de publicidad. La mejor forma de hacerlo es leer los términos y condiciones antes de aceptarlos.

Ten presente que el consentimiento debe ser explícito. Esto significa que la empresa deberá solicitar una acción por tu parte para que se tenga por dado el consentimiento. No sirve la vieja fórmula de “si no has marcado o dicho nada, entendemos que das tu consentimiento”

Paso 4 – Retirar tu consentimiento

Que en un momento dado dieras tu consentimiento, no significa que no puedas revocarlo. Puedes hacerlo en cualquier momento.

El derecho a oposición te permite que puedas negarte a recibir comunicaciones comerciales de quién tu quieras.

Para eso, debes dirigirte a las vías que la propia empresa responsable de tus datos debe facilitarte y seguir las instrucciones para solicitar la revocación del consentimiento.
Habitualmente esta información aparece en el propio contrato de servicios o producto o en sus comunicaciones comerciales.
Si no tienes claro dónde dirigirte, puedes contactar con la propia empresa, quién estará obligada a informarte sobre cómo hacerlo.

Paso 5 – Derecho de supresión


El derecho de oposición te capacita para negarte a que la empresa utilice tus datos para el envío de publicidad.
El derecho de supresión te permite solicitar que la empresa borre todos los datos personales que tiene.

Si sigues manteniendo cualquier relación contractual con la empresa, es preferible que ejerzas el derecho de oposición, ya que este solo afecta a los envíos comerciales y es muy posible que sí quieras seguir recibiendo comunicados de la empresa con información de carácter no comercial.

Si no tienes ninguna relación con la empresa entonces si te recomendamos que hagas uso del derecho de supresión.

Paso 6 – Solicita el borrado de tus datos de las guías telefónicas

Una de las vías habituales a través de las que se obtienen datos personales por parte de algunas empresas son las guías telefónicas.

Tienes derecho a solicitar que tus datos no figuren en estas. Para ello debes dirigirte a la operadora que te provee el servicio telefónico y comunicarle tu deseo de que no figuren tus datos personales en la guía de abonados. En la siguiente edición de la guía, tanto en formato de papel como electrónico, tus datos deberán ser retirados.
Si quieres seguir apareciendo en las guías telefónicas pero impedir que tus datos se usen con fines publicitarios, también podrás solicitárselo a la operadora.

Paso 7 - Reclamaciones


Si, pese a seguir nuestras indicaciones previas, sigues recibiendo publicidad por parte de alguna empresa, puedes iniciar un procedimiento de reclamación ante la Agencia de Protección de Datos.
Para hacerlo, es preciso que facilites una serie de información que permita a la Agencia evaluar y esclarecer los hechos.

DOCUMENTACIÓN


Evitar publicidad no deseada

  • Si recibes publicidad por parte de una entidad de la que nunca has sido cliente, pese a haberte inscrito en la Lista Robinson y haber dejado pasar los tres meses de plazo hasta que es efectiva, debes adjuntar un documento que acredite la fecha de tu inscripción.
  • Aporta copia del contrato con tu negativa a recibir publicidad (por ejemplo, una casilla tachada)
  • Si has ejercitado tu derecho a oposición o supresión y un mes después de la recepción por parte de la entidad sigues recibiendo publicidad debes aportar algún documento que acredite el envío y fecha de dicha solicitud, por ejemplo un acuse de recibo, certificado del servicio postal, confirmación de llegada de mensaje (email).
  • En el caso de servicios a través del móvil, por ejemplo un SMS debes aportar una imagen del terminal en las que se muestre el mensaje de solicitud de baja junto con la fecha y hora de solicitud.
  • En general, debes aportar todo tipo de documentos e imágenes que muestren de manera inequívoca que se ha hecho la solicitud y que esta ha llegado a su destinatario.


También deberás enviar una prueba de la publicidad recibida:

  • Publicidad postal: incluye una copia de la publicidad recibida.
  • Publicidad telefónica: indica el número del teléfono que recibe la llamada, así como el número del llamante, junto con la fecha y hora. También deberás aportar el nombre de la compañía telefónica con la que tenías contratado el servicio en ese momento mediante contrato o factura que demuestre la titularidad de la línea.
  • Publicidad SMS: deberás hacer constar el número de la línea receptora, nombre de la compañía con la que tenías contratado el servicio telefónico y factura y/o contrato. Asimismo, deberás adjuntar imágenes del móvil en el que se puedan apreciar los mensajes publicitarios recibidos, así como la fecha y hora de recepción.
  • Correo electrónico: adjunta una copia de todos los mensajes recibidos. En caso de ser muchos, puedes aportar una selección de ellos. Es importante que figure la cabecera de todos ellos donde se puede apreciar el remitente, la fecha y la hora.


Mediación

Cabe señalar que, desde hace unos meses, es posible acudir a otra vía cuando otras opciones han fallado. Esto es posible para el caso de querer realizar una reclamación a alguna de las operadoras adheridas a un sistema de mediación. En la actualidad son las siguientes: Movistar, Orange/Jazztel, Simyo, Yoigo, Masmóvil, Pepephone, Happy, Llamaya, Vodafone y Ono
Se trata de una vía más que funciona de forma independiente a la Agencia de Protección de Datos.

Oficinas de Consumo


Otra posible vía de reclamación en el caso de sufrir "acoso telefónico" es recurrir a las oficinas de Atención al Consumidor de tu municipio. En dichas oficinas le explicarán los pasos a seguir para iniciar una reclamación.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE