Aplicación práctica del RGPD a la Educación

¿QUIERES HACER ESTE CURSO ON-LINE?

Este curso no está disponible en este momento pero lo estará PRÓXIMAMENTE, ponte en contacto con nosotros para más información.


Otro de los cursos que ofrecemos es el dedicado al ámbito educativo. Docentes de diversos grados profesionales, tanto de escuelas, universidades, academias, accederán a una información profunda sobre cómo deben adecuarse los centros de enseñanza respecto a las nuevas exigencias del RGPD.

Hay que atender dos conceptos: controlador de datos y procesador de datos. Los centros de enseñanza generalmente se consideran controladores. Esto significa que deben proporcionar un contrato confiable al procesador.

Éste último concepto puede aludir a diferentes profesionales, soportes, programas... Informarse en profundidad en este ámbito resulta fundamental, así como también es de enorme importancia no sólo cumplir con los requisitos mínimos, sino con controles que serán bien vistos por la Ley y, por tanto, proporcionarán reputación a la institución en este sentido.

Para empezar, una institución de enseñanza debe estar asistida por un responsable de la protección de datos. Al igual que otras empresas o instituciones, es obligatorio que esta figura esté integrada en el organigrama administrativo del centro.

En el caso de trato de datos por parte de la institución, habrá que proporcionar un motivo por el cual se traten tales datos, en base a seis supuestos legales.

En cuanto a los centros educativos, la base legal más importante y sobre la que hay que incidir, es la relativa a la de Función Pública; esto es, la información recogida será tomada para interés público.

Las escuelas y otros centros tendrán que facilitar a los padres o alumnos documentación acerca de consentimiento, un concepto que también hay que tener muy en cuenta.

En muchos centros educativos se conserva (tanto en formato de papel como en soportes digitales) datos e información sensible en cuanto a calificaciones, expedientes y otros factores relacionados con la andadura académica (personal o psicológica) del alumnado.

El personal responsable de los centros de educación debe ser muy consciente de las necesidades de ceñirse a la nueva normativa a partir de la cual, deberán respetarse escrupulosamente ciertos protocolos.

Hay que tener en cuenta los perjuicios que puede ocasionar a las personas la difusión de cierta información. El Reglamento General de Protección de Datos es inflexible con situaciones en las cuales puede comprometerse la vida de las personas.

Recordemos que la difusión de determinada información guardada en el ámbito escolar o académico, puede perjudicar a las víctimas en diferentes planos, incluido el psicológico.

Si tiene cualquier duda respecto a nuestros cursos dedicados a docentes y personal administrativo de instituciones de enseñanza, llámenos. Tanto por teléfono como por la web daremos el primer paso para que obtenga conocimientos actualizados y que le servirán para una optimización de la situación administrativa y legal de la institución.